jueves, 17 de diciembre de 2015


Desde mi corondel: Abofetear la democracia

Por Agustín Ferrer Ortiz

No ha sido un mero acto vandálico de un sujeto con sus facultades mentales perturbadas, aunque tampoco creo que este joven que abofeteó al presidente Mariano Rajoy estuviera muy cabal y seguramente no falto de algún elemento alucinógeno en su sangre. Ha sido un acto contra la libertad, contra el pueblo español, contra la persona que representa a un gran número de ciudadanos en las urnas y que representa a un país en el mundo. Ha sido un atentado a la democracia y como tal debe ser castigado.

Las maneras de expresarse a lo largo de este último año de Pablo Iglesias y sus vándalos guardianes y la impropia conducta con un elevado tono de falta de educación por parte de Pedro Sánchez en el debate cara a cara con Rajoy, son sin duda los caldos de cultivo que propician estas conductas en jóvenes sin principios, sin educación, jóvenes que merecen un escarmiento riguroso y severo que enseñe cuales son las normas de conductas entre las personas, pues hoy por hoy los animales se muestran más complacientes entre ellos que los seres humanos, que no dejamos de ser unos animales aunque seamos racionales, solo que el racionalismo se ha perdido desde que una nueva clase política viene ocupando escalones que realmente no les corresponden. Y bien sabemos que la agresividad está en los genes de esta izquierda radical que se ha formado en el nuevo PSOE y que también aporta Podemos junto con otras fuerzas de la extrema izquierda española.

Por un momento imaginen ustedes que el abofeteado hubiera sido Pedro Sánchez o el propio Pablo Iglesias. En España se hubiera armado la de Dios es Cristo llamando fachas y fascistas a diestro y siniestro a todo el que hubiera osado hacer comentarios y por cierto, sólo Sánchez con su mala educación ha salido al paso a criticar estas conductas violentas mientras que Iglesias se mantiene callado en su poltrona bolivariana y su creencia de que será el próximo presidente de España, pobre iluso si así lo cree. Pero en definitiva. Hubiera ardido Troya si la bofetada viene desde la derecha. Es una lástima que estos elementos subversivos de la nueva política española actúen con ese silencio tapando conductas vejatorias antisociales, denigrantes y antidemocráticas. Es una lástima que pretendan una nueva España a base de golpes, insultos y conductas meramente antisociales que solo conducen a que seguidores fanáticos sin educación, sin modales y sin cultura cumplan a pies juntillas como si fuera la Santa Biblia de sus políticas, cuando debe ser todo lo contrario y crecer en la riqueza y sabiduría de un estado libre.

La izquierda radical desde el PSOE pasando por Podemos e Izquierda Unida deben revisar sus vademecums y cambiar algunas comas y acentos en sus estructuras políticas y en sus programas que más parecen actos de soberbia bélica y faltona que actos de libertad y democracia de las que gustan jactarse pero no refrendar en pro del buen funcionamiento de un país, porque el tú más y el todo vale con tal de ganar no es ético ni plausible, no tiene validez sino una fecha de caducidad muy corta que suele decidirse en las urnas mal que les pese como verán reflejadas este domingo cuando estas dos fuerzas se vean seriamente dañadas en la suma de votos y dañen sus proyectos de gobierno al que desde mi más profundo interior deseo no veamos en España porque un gobernó formado por izquierdas radicales sería lo peor que le podría pasar a España después de los ocho años que Zapatero nos dio y volver a aquella senda sería el hundimiento de nuestro Estado de Bienestar y de nuestro futuro dentro de Europa y del conjunto mundial.


jueves, 3 de diciembre de 2015


Mi opinión: Rebajas, precampaña y campaña

 

Por Agustín Ferrer Ortiz

Ya hemos entrado en la recta final de este año 2015 y por tanto ya también en la guerra entre candidatos por ocupar el palacio de La Moncloa, residencia del presidente del Gobierno de España, para después de las elecciones que se celebrarán el domingo 20 de diciembre y entre los que caben destacar a Mariano Rajoy (PP), Albert Ribera (Ciudadanos), Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Podemos), aunque las encuestas dan un claro ganador que bien necesitará pactar, o toda la legislatura o actitudes puntuales ya que no obtendrá la mayoría absoluta, aunque bien sabemos que las estadísticas en España en como el juego del cubo que no consigues cuadrar los colores.

 

Ya hemos asistido a algunos debates televisados entre los tres candidatos alineados a la izquierda y conocemos quien de esos debates ha salido victorioso y con honores amén de saber la opinión que está mereciendo ante la opinión pública, y sinceramente, espero no sea un globo sonda y que haya más de carisma que de político por parte del electorado y hablo concretamente del grupo de las féminas que tal vez voten más al hermoso que al político en el caso de Albert Ribera que compite en imagen y carisma con el también lozano Pedro Sánchez. Pero hay que destacar que el candidato socialista no estuvo a la altura de lo que un debate debe ser y donde la educación debe ser el principal referente cosa de la que el sufrió una notable carencia a lo largo del mismo intentando hablar por encima de sus contrincantes especialmente de Ribera al que intentaba cortar en todas sus intervenciones.

 

La gobernabilidad de España está en juego y también sin duda alguna, el buen ritmo económico que hasta ahora veníamos llevando tras el desastre que supuso los ocho años bajo el cerril mandato de Zapatero que dejo el país sumido en el paro con más de cinco millones de desempleados y unas arcas en verdadera ruina. Bien es cierto que la historia de esta nación indica que con gobiernos socialistas vamos al desastre y luego llega la derecha para sanear y enmendar los destrozos. Pero ahora es distinto porque el cuarto candidato es el más peligroso de todos y hablo de Pablo Iglesias que cada vez se muestra más radical y fascista en sus afirmaciones por mucho que intenta disimularlo, pero siempre hay que leerle entre líneas para captar el verdadero sabor de su bilis amarga de joven frustrado con aspiraciones chavistas.

 

Sabemos cuál va a ser la lucha de estos tres jóvenes inexpertos contra la experiencia del mayor y actual ocupante de La Moncloa Mariano Rajoy cuyas tablas en política son sobradamente conocidas y quien ya está presentando su organigrama de trabajo para los próximos cuatro años, cosa que no hemos visto en el resto que dedican su tiempo a echarle los perros a Rajoy y entre ellos. Y en ese sentido el debate que organizó El País ha venido bien porque así sabemos exactamente de qué pié cojea cada uno de los benjamines políticos y cogerles la medida de cara a lo que nos espera de aquí al 20 de Diciembre porque eso es lo que nos va a deparar esta campaña por la presidencia, una campaña de desprestigios que es la que acostumbra a usar habitualmente la izquierda y que se va a ver reforzada con la aparición de una izquierda radical que ha desplazado a aquellos radicales políticos comunistas que al menos, si tenían un proyecto de futuro, pero ¿dónde está el de Pablo Iglesias? ¿Va a basarse en las políticas que rigen Venezuela y que se encuentra en banca rota con una población muriéndose de hambre y separada, dividida por un fanatismo sin principios y totalmente amoral? No creo que sea lo que beneficie a este país y por lo menos las estadísticas nos demuestran que eso en España queda lejos de ser una realidad, así que el supuesto héroe universitario verá truncada sus aspiraciones y saldrá del patio político con el rabo entre piernas y muy escaldado.

 

La campaña vendrá muy movidita también por el lado de Nordeste con un Artur Mas en sus más bajas horas pero que querrá morir matando ante el varapalo que le ha dado el Tribunal Constitucional y el que le dará el Supremo ante quien ha recurrido la sentencia del TC y todos los partidos querrán jugar alguna baza dentro del estercolero separatista que va a quedar en eso nada más, en un simple estercolero que será la tumba política de muchos políticos catalanes que estaban ávidos de sucumbir en el más aparatoso fracaso pues las puertas se les estaban cerrando por doquier. Pero querrán reclamar a Rajoy y a la sociedad sus derechos y mantenerse en su postura de que es España quienes les roba, y yo me pregunto, ¿Qué es lo que les estamos robando los españoles a los catalanes si resulta que todos somos lo mismo, una gran nación que debe compartir sus riquezas?

 

En fin, que nos quedan dos semanas y media de rebajas políticas y ver quien ofrece más pues ya sabemos aquello de “yo más que tú” o de “quítate tú para ponerme yo” como juego habitual, pero la realidad es diferente y deben darse cuenta los candidatos que los ciudadanos españoles no son unos panolis y saben perfectamente cuándo y cómo castigar a sus representantes y para eso precisamente tenemos las urnas, para expresar nuestra voluntad, la verdadera voluntad democrática que es válida, la del ciudadano.

 

sábado, 14 de noviembre de 2015


Desde mi corondel: Terror islamista en Europa, la guerra del terrorismo islámico

 
 

Por Agustín Ferrer Ortiz

Está visto y comprobado que el mundo y por tanto Europa no se libra del fanatismo islamista y por ende del terrorismo que les acompaña a tener de las ya múltiples masacres provocadas en territorio europeo al que hay que poner freno desde las medidas más estrictas que nuestros gobiernos puedan tomar y que no deben demorar.

Nunca los fanatismo fueron buenos, ni en los deportes, ni en política y mucho menos en la religión y en este caso el fanatismo islamista que está acabando con la solidaridad entre las razas humanas de oriente y occidente como si fuera la única vía de entendimiento social, político y religioso que son los tres pilares sobre los que se debe sustentar la paz entre pueblos, entre personas, porque ya no puede haber más muertes, ya no puede haber más crímenes en nombre de Alá o de Mahoma o de la libertad islamista y menos por la profanación del propio Corán al que tanta costumbre tienen los islamistas radicales para torturar la mente de sus compatriotas en su mayoría analfabetos y sin recursos.

Decía un buen amigo mío en una red social: “Solución hay, porque Europa tiene medios para no dejar títere con cabeza en la tierra de los terroristas. Una fuerza internacional integrada por EEUU, Rusia, China, Inglaterra, Francia, Alemania, España, Australia, podrían limpiar el mundo en paz. O meterlos en jaulas y exponerlos en zoológicos. Y nada de bombardeos selectivos, no, generalizados. No puede ser que estemos acogiendo y despiojando a gente que ellos mismos no quieren y que parte de ese grupo esté poniendo bombas”. ¿Pero realmente es esta la solución? ¿Pagar diente por diente, ojo por ojo? Pues tal vez si y sea así la única forma de acabar con esta lacra como ya se hiciera con Bim Laden ya que es la única razón que entienden y que parecen buscar.

Yo también tengo otra más que se a que los sectores radicales de la izquierda española no va a gustar y sinceramente ni entiendo por qué y si así fuere me daría exactamente igual porque yo quiero la paz de mi casa y no la guerra en mi casa. Sin lugar a dudas, lo primero que se debe hacer es cerrar todas las fronteras a personas procedentes de los países árabes, empezando por los refugiados que en su mayoría si son inocentes si vienen acompañados de terroristas camuflados preparados para atentar en Europa y cerrarle todas las posibilidades a los yihadistas en su cruzada criminal. Amén de todo, hay que hacer un censo de aquellos que en la actualidad residen en nuestros países y controlar para su expulsión si se requiere, a aquellos que se encuentre en dudosa situación residencial y que carezcan de medios o su inclinación política sea dudosa o fanática, ya que nos estamos acercando a lo más parecido a una guerra mundial donde los masacrados somos los europeos. Una guerra mundial distinta, pero guerra al fin y al cabo.

España está en alerta 4, es decir casi en los niveles máximos de control y Rajoy ha dejado bien claro que no le temblará le pulso a la hora de tomar decisiones si estas fueran necesarias (y yo sinceramente pienso que estas ya se deberían comenzar a tomar). Obama, el presidente de los Estados Unidos lo ha dicho claramente. Esto es un atentado contra la humanidad y el presidente francés, Hollande, en su declaración la noche del suceso dejó bien claro que se trataba de una guerra contra los terroristas, pero lo grave son las amenazas de Estado Islámico (EI) que clara y abiertamente se declara responsable del atentado y señala que “no viviréis en paz” en clara alusión ya no solo al pueblo francés sino al todo el pueblo cristiano por los ataques a Siria, lo cual es sin duda una declaración de guerra en toda regla lo que debe dar pie a una coalición europea para defendernos de estos locos fanáticos que quieren imponer su ley con el miedo o la ley del terror, como mejor gusten llamarlo.

Lo de París ya ha sido la gota que colma el vaso, porque inocentes no son culpables ni responsables de las malas políticas que sufren los países árabes y africanos y los estados europeos no deben permitir ni una sola vez más estas acciones terroristas y los estadistas deben celebrar ya una cumbre de urgencia y tomar las medidas drásticas para combatir el terrorismo islámico para poner fin a estas barbaries sin sentido, porque no podemos pasarnos media vida lamentando los asesinatos indiscriminados como los de Nueva York, Madrid, Londres y un largo etcétera que no tiene fin, pero este radicalismo si tiene fin si se sabe combatir y se comienza desde ya para que las muertes de todas estas personas no sean una estadística más de la barbarie radical.

¡¡¡ Liberté, égalité, fraternité !!!   ¡¡¡ Vive la France!!!

martes, 13 de octubre de 2015


Desde mi corondel: Mónica Oltra debe dimitir ¿Por qué?

Por Agustín Ferrer Ortiz.
Bochornoso espectáculo el ofrecido por la vicepresidenta del Consell y líder de Compromís el pasado 9 d’Octubre día del Reino de Valencia durante la celebración de la Procesión Cívica en la que otro catalanista, aunque lo niega, portaba el mayor símbolo de nuestra tierra que era la Senyera. Hay que recordar y la imagen nos lo confirma que la misma acudió blindada por policías de paisano a la procesión y durante el recorrido la pudimos ver puño en alto y gritando, lo que no serían alabanzas al Reino de Valencia, sino a sus políticas catalanistas que posteriormente por la tarde apoyaron al asistir a la manifestación en la que participaban igualmente miembros de “Junts pel Sí” de Cataluña, los separatistas que ganaron las autonómicas recientemente.



Más de sesenta mil personas se enfrentaron a esta camarilla para decirles claramente que no estaban conformes con sus formas de actuar y de querer anular las señas de identidad de un pueblo, menospreciar y ningunear a un pueblo soberano que tiene sus derechos legítimos y legales amparados bajo una Constitución y bajo unos Estatutos que ahora quieren modificar para blindar sus políticas separatistas como si fueran los caciques del pueblo de hace varios siglos que dominaban a los pueblanos residente que obedecían con cabeza gacha y sin protestar. Pues no, el pueblo valenciano el 9 d’Octubre dijo basta, dijo que no quería que estos gobernantes siguieran despreciando a esta tierra, costumbres, tradiciones e ideologías porque no tiene cabida en un estado libre donde el respeto debe ser el primer punto en cada acto sea este del índole que sea y no quisieron que unos políticos les pisotearan.

No se puede estar queriendo gobernar una Comunidad cuando la mentalidad está puesta en que esta sea absorbida por otra bajo inútiles intentos de cambiar la realidad histórica de un pueblo cuyos antecedentes son sobradamente históricos y más allá de aquellos que corresponde a la comunidad usurpadora en manos de fanáticos separatistas (Artura Más y Cia),  y manipuladores cuyas injerencias deberían considerarse delito de estado. En este caso tan culpables son los radicales catalanes como los radicales valencianos que están dispuestos a arrodillarse ante la voz de su amo sin importarles el insulto que provocan contra la ciudadanía valenciana cuya mayoría, evidentemente, no está conforme con esta tesitura política.

Pero es cierto que las provocaciones de la señora Oltra, seguramente en su afán estará desmentir cualquier acusación contra ella pese a la prueba palpable, no son las que corresponden a quien está pidiendo el voto a unos ciudadanos de quienes quiere vender su tierra al mejor postor por su influencia catalanistas que venga al paso decir, jamás entenderé de donde esta izquierda radical saca semejante sandez, si bien se que de lejos le viene al galgo haber escuchado todas estas canciones incluso antes de que en España se instaurara la democracia y en la Comunidad Valenciana prosperara el primer gobierno socialista de Joan Lerma quien ya marcaba maneras con el País Valencià. Y esas mismas provocaciones que son del todo intolerables e inadmisibles deben hacer que por dignidad política y por respeto a los ciudadanos, Mónica Oltra presente su dimisión de todos los cargos públicos que pueda ostentar incluso como referente de su partido aunque acto seguido deberían ser todos los componentes del Consell los que la acompañaran incluido el propio Chimo Puig por aplaudirle las gracias con tal de verse sentado en una poltrona que como digo, no le corresponde ya que no fue el PSPV el partido que mayor número de votos sacara en las elecciones autonómicas y municipales.

La situación política en la Comunidad Valenciana no es nada halagüeña a corto y medio plazo, pues espero que antes de dos o tres años el Consell si no ha dimitido antes por esta causa y por las incompatibilidades que presentan entre sus Consellers y sus diferencias en base a intenciones ideológicas, aboque por ende a unas elecciones anticipadas y la sensatez entre en la mente de los ciudadanos y voten en consecuencia a aquellos que realmente quieren trabajar por y para los ciudadanos de esta tierra y no para imponer sus ideologías fascistas con provocaciones alejadas de la realidad.

martes, 6 de octubre de 2015


Desde mi corondel: Gobiernan sin respeto a la identidad valenciana

Por Agustín Ferrer Ortiz

“El servicio nunca es ideológico, ya que no se sirve a ideas, sino que se sirve a las personas”. Esta frase es del Papa Francisco y viene muy bien a mi artículo porque la misma resume muy bien la calidad de los nuevos gobernantes valencianos que están más al servicio de su ideología que al servicio de las personas que es su cometido profesional, ideológico y moral. Pero claro, cuando se es sectario y prepotente como son en la izquierda radical…

Que Compromís con el beneplácito de Podemos y del PSPV de Chimo Puig está gobernando la Comunidad Valenciana desde la bajeza política es una realidad palpable cuando observamos que no dejan de atacar las señas de identidad de un pueblo histórico y real por ser reino. Más que querer gobernar están demostrando que quieren abolir todo lo que sea valenciano, todo lo que represente al Reino de Valencia y el inicio lo tuvo con honores el máximo responsable del consistorio valenciano Joan Ribó que en sus 100 primeros días se está cubriendo de gloria.

La última la hemos tenido con el Consejal de Fiestas del Cap i Casal de Valencia Pere Fuset (Compromís) cuando se luce diciendo a la Senyera “bandereta” y al Himno de España “cançoneta”. Esto de por sí ya demuestra la poca calidad humana de este político mediocre de medio pelo, cuyo nivel cultural deja mucho que desear y que el cargo a estos chicos, les vienen tremendamente grandes. A más, el tripartito valenciano (PSPV-Compromís-Podemos) quieren blindar la procesión del 9’ d’Octubre sin el Tedeum en la Seo (acto que data del 1238) mediante un trámite de protección de la Generalitat Valenciana también gobernada por el mismo tripartito, con lo que estos señores se están cubriendo de gloria abusando del poder que ostentan. Igualmente recordar que Ribó quiere limitar las subvenciones a las fallas y reducir el número de “mascletaes” que hasta ahora comenzaban el 1 de marzo. Es decir, acabar como sea con las tradiciones y yo me pregunto ¿Qué consiguen estos radicales con estos despropósitos sino simplemente jorobar  a los valencianos? ¿Reviven algún tipo de orgasmo con esta pantomima política?

Alguien que ocupa un cargo, como es el de concejal de un ayuntamiento tiene el deber y la obligación de respetar todo aquello que está relacionado con la ciudad para la que trabaja, para aquellos ciudadanos a quien debe un respeto le hayan dado o no su confianza en las urnas y no insultarlos abiertamente en la cara como hace Fuset y su partido desde todos los frentes porque con ello demuestran que no son dignos representantes de la ciudadanía a la que han pedido su voto para mejorar, si es que eso es posible, lo que otros han hecho o aportar nuevas ideas, si es que las tienen y vemos que no es así, para endulzar la vida de los moradores de Valencia, de la Comunidad y en general del Estado al que pertenecen.

La sociedad valenciana y no sólo los partidos políticos debemos reclamar y exigir un respeto a nuestras señas de identidad, a nuestra cultura y tradiciones por parte de estos elementos subversivos que pululan por la política regional valenciana que alteran la propia paz social y rompen cualquier esquema de respeto entre unos y otros buscando siempre la confrontación.

No tiene validez aquel político que pretende gobernar su tierra renegando de sus señas de identidad porque su corazón está fuera, su mente ausente y su vida alejada de los valores que la tierra de sus antepasados tiene y debe amar. Un político en estas circunstancias no puede representar ni tan siquiera a una minoría de ciudadanos y mucho menos erigirse en salvador de causas imposibles como la de en el caso de la Comunidad Valenciana, venderla al catalanismo fascista, a una patraña política que no cabe ni en los libros de historia actuales y por ende menos en los propios históricos, porque la realidad valenciana es la de un Reino con fueros propios y no la de unos Països Catalans inventados demagógica y políticamente por intereses fuera de lo moral y ético políticamente hablando ya que de racional aún tiene menos.

 

 

miércoles, 23 de septiembre de 2015


Desde mi corondel: Jorge Rodríguez, la Diputación de Valencia y las vacaciones de nuestros mayores

Por Agustín Ferrer Ortiz
El sector hostelero de la provincia de Valencia advierte al presidente de la Diputación de Valencia de que la campaña peligra si no se confirma este mes el programa de viajes para nuestros mayores y la corporación mantiene que hay «otros temas más urgentes» que seguramente son más bien intereses partidistas que realidades políticas del señor Puig que maneja como una marioneta al también alcalde de Ontinyent.

No quiero entender que hay mala fe en las intenciones del PPSV con respecto a las funciones y obligaciones de este consistorio provincial que en tan buenas manos ha estado en los últimos años y que tantos buenos éxitos había logrado para los municipios de la provincia y que había alcanzado una imagen que para mi quisieran muchos otros entes políticos y sociales de esta tierra e incluso del país, pero parece ser que el señor Chimo Puig todo esto se la trae al pairo y prefiere destruir los trabajos bien hecho para seguir con la política inhumana de izquierdas sin dejar trabajar libremente al actual gestor de la corporación que como ya he dicho anteriormente no deja de ser una mera marioneta dentro del organigrama de Puig que quiere controlar absolutamente todo de forma absurda e ineficaz.

Nuestros mayores, que también son sus mayores, merecen no solo el respeto de toda la sociedad, sino que se les cuide como todos deseamos ser cuidados cuando lleguemos a edades ya tan maduras donde nada más queda el disfrute de la familia, algunos amigos y mitigar, mediante viajes de poco coste, la soledad a la que muchos de ellos se encuentran sometidos por mor de las circunstancia y garrotazos de la vida, como para que una “fardada” política quiera acabar de un plumazo con sus ilusiones y esperanzas de disfrutar unos días de tan merecido premio, alegando que hay otras necesidades más urgentes y yo sinceramente me pregunto ¿Qué otras necesidades? ¿Qué tipo de gestión están realizando desde Diputación? ¿Cómo es que no hay dinero para nuestros mayores y con la gestión anterior de Alfonso Rus se solucionaban muchos problemas y cerró su ejercicio con un superávit?

Siento vergüenza de aquellos a los que ves como se les hace la boca agua hablando de temas sociales, de reivindicaciones sociales para favorecer a una sociedad, de las necesidades que nuestros mayores tienen y las obligaciones que tiene la sociedad para con ellos, que han estado años criticando la gestión de otros y ahora que realmente tienen la oportunidad de demostrar que ellos no querían recortes, que estaban contra las posturas del Partido Popular, resulta que lo primero que hacen es recortar no, suprimir, la partida de viajes para los jubilados valencianos. Ahora resulta que realmente los que hacen recortes no son más que los que gobiernan desde la izquierda como ya hacía ZP y ahora será el tripartito rojo valenciano el encargado de arruinar esta Comunidad desde sus más altas jerarquías políticas. Lo malo es que de estas políticas sociales mandan los de Compromís (Oltra y Morera) y por tanto, así les luce el pelo a los chicos del PSPV que gobiernan manipulados porque de entrada no ganaron las elecciones ni fueron la lista más votada.

No me pidan que me venga a razones ante esta injusticia social, moral y política que se está cometiendo contra nuestros viejecitos, este atropello inhumano por meros intereses partidistas, simplemente porque no tengo estómago para ello porque siento verdadera vergüenza y a los señores Puig y Rodríguez deberían darles nauseas actuar con esa hipocresía y cinismo y no deseo que a sus mayores les pase lo que ahora les está pasando a miles que estaban esperando como el maná estas mini vacaciones.

Amén de no hablar del daño que se hace al sector hostelero que ven frustradas sus previsiones de acabar un buen año fiscal con números positivos ya que contaba con facturar a la Diputación como venían haciendo en los últimos años gracias a las buenas políticas sociales del anterior gestor. Es decir que el PSPV lleva el mismo camino que llevaba el PSOE en sus mejores épocas con Zapatero que a la que nos descuidamos un poco deja el país a los pies de los caballos, pues bien, estos en menos de cuatro años, porque no les auguro una larga legislatura, acaban con la Comunidad Valenciana y si no, tiempo al tiempo y recuerden cuando se lo aviso.

Pero en definitiva. Lo peor de esta fiesta, es que nuestros mayores y gracias a las políticas sociales de los socialistas y amparados por Comprimís y resto de la izquierda, se van a quedar sin sus merecidas vacaciones.

 

lunes, 21 de septiembre de 2015


Desde mi corondel: “El toro de La Vega”, la atrocidad y la barbarie en la muerte del animal

Por Agustín Ferrer Ortiz
En los últimos tiempos hablamos mucho de las fiestas taurinas tradicionales y festivas con la que cuenta España en todos sus municipios y la guerra abierta entre detractores y defensores de las tradiciones culturales festivas para unos y barbarie para otros. Yo no voy a entrar en esa polémica aunque si diré que soy un enamorado de las corridas taurinas y de las fiestas populares en las que la gente corre con astados de todo pesaje y volumen por las calles de los pueblos y exijo a la sociedad anti taurina la misma educación que yo tengo para con ellos, es decir el respeto mutuo hacia nuestras ideas sean cuales sean porque cuando eso no sucede, se acaba el entendimiento y se pierden los modales y las razones.



Un torero se enfrenta cara a cara con el astado y si bien es el animal quien muere, el torero puede ser alcanzado por los cuernos afilados y puntiagudos que se clavan en las carnes como una aguja médica causando como conocemos de muchísimos casos, la muerte del torero que acaba su faena vencido por la mole cuadrúpeda y con los pies por delante camino del cementerio, mientras que el animal muere, no sin una cierta tortura por picadores y banderilleros y hasta en algún caso, recientemente en junio vivimos este episodio, ver la vida del bicho salvada por la autoridad competente y devuelto a los establos para que sirva de macho entre las fieras astadas dispuesta para procrear y tener nuevos toros bravos. Y en las tradiciones populares de correr las calles vecinales so plazas instaladas al efecto, no he visto en mi larga vida, ningún animal morir mientras si he visto morir jóvenes que han sufrido la furia de una brutal coz que le ha destrozado el pecho o la cabeza o bien lo ha dejado en sillas de ruedas de por vida, pero en ningún caso veo el sufrimiento del animal en estos festejos.

Pero como digo, lo que me trae a escribir este artículo es la tan traída fiesta de “El toro de La Vega” en Castilla-León y por supuestos las voces que se han alzado a favor y en contra. Yo sinceramente y lo digo de corazón en este caso, soy totalmente opuesto a esta barbarie donde se da caza a un animal de la forma más primitiva posible como es con lanceros dispuesto a marcar su diana en la piel del morlaco que por muchos seiscientos kilos que pueda pesar, se encuentra indefenso ante la vorágine de cazadores que participan y la forma indefensa en la que muere el animal. A mi esta muerte me causa estupor, me indigna, me atormenta e imploro porque esta tradición tome otro cáliz.

Así que me defino claramente contrario a que la fiesta de La Vega continúe, a que eso que llaman cultura se mantenga porque no es más que un crimen cometido con ensañamiento, premeditación y alevosía y resulta a más incomprensible que el alcalde de esta localidad, por más socialista y por ende contrarios a las fiestas taurinas, haya defendido la continuidad de este festejo. Sinceramente me quedo incrédulo ante tal estupidez política que año tras años enfrenta, con una total falta de respeto a defensores y contrarios y con lo que hay que acabar.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Desde mi corondel: Higiene en parques y jardines… muy lejos de la realidad
Por Agustín Ferrer Ortiz
Solo hay que darse una vuelta por los parques y jardines que tenemos en Valencia para comprobar la dejadez por parte del Cap i Casal en lo referente a su higiene y mantenimiento, pero que además es más destacable en aquellos que se alejan del centro por donde pululan y transitan los turistas que nos visitan y eso lo he podido comprobar personalmente simplemente paseando por algunas calles de la ciudad.
De joven recuerdo las aceras colindantes del Mercado Colón y daba verdadero asco llegar desde Conde Salvatierra a Jorge Juan por lo fácil que resultaba pisar las heces de los canes, pero cierto es que en aquellos años, hablo de ya una época lejana, las normas que hay ahora no existían si bien creo que la sociedad no necesita de ciertas normas para saber comportarse higiénicamente bien con sus conciudadanos. Pero hoy en día existe una normativa que los dueños de los canes deben respetar bajo la posibilidad de ser sancionados, sin que se vea sanción alguna ni vigilancia policial controlando y sinceramente me da a entender que la dejadez política sigue instalada de por vida en nuestros ayuntamientos.
Es vergonzoso que esa dejadez impida que nuestros hijos puedan jugar libremente, que puedan correr como a ellos les gusta por el riego de tragarse (literalmente) un excremento canino por la desidia de unos dueños que tienen menos inteligencia que sus propios canes, porque no es simplemente el hecho de que estos defequen en el parque pues el animal no entiende de las leyes de los hombres, pero si sus amos que deben sumar la irresponsabilidad de llevarlos sueltos y sin bozales incumpliendo la normativa vigente para el paseo con animales caninos puesto que asuntan a los querubines ya que hasta en las zonas escolares pasean con sus mascotas sueltas pasando entre los infantes de corta edad. Y hablo con sobrada propiedad y conocimiento pues cuanto escribo lo he palpado personalmente y visto en innumerables ocasiones en la puerta del colegio de mi hijo donde coincide una zona ajardinada y esta está infestada de las cacas y otras sustancias caninas cuyo olor de por sí ya es propiamente molesto.
Durante el curso pasado podíamos observar que la Policía Local si se situaba en una de las calles del colegio para controlar el tráfico y la seguridad en la zona, pero con la nueva política del alcalde Ribó, parece ser que estas autoridades tienen otras funciones en las que no están controlar la falta de higiene de nuestras calles y por ende la falta de conciencia de las personas a las que se deberían multar en base a la ley establecida para este menester. Entonces yo me pregunto ¿Vamos a tener que seguir aguantando a estos elementos y su falta de educación con sus conciudadanos y especialmente con los más pequeños? ¿Qué piensa hacer Joan Ribó y su concejal de Medio Ambiente en este sentido? A vista de la política que está llevando el Cap i Casal de la capital del Turia, nuestras calles, parques, jardines y zonas escolares, seguirán contando con la presencia decorativa de las inmundas cacas de perros cuyos amos no recogen con la oportuna bolsita para tal menester.
En fin, una más de las muchas vergüenzas que debemos observar en nuestras ciudades y este argumento es válido para cualquier otra ciudad española.
 



·         (La imagen corresponde al parque situado frente a las oficinas del PROP en la calle Gregorio Gea de Valencia y en él se puede observar la dejadez que el ayuntamiento demuestra, ya que si bien podaron las palmeras de esa calle, dejaron de lado el parque en todos los sentidos).

domingo, 6 de septiembre de 2015


Vigilantes de la playa: horario de oficinistas

Por Agustín Ferrer Ortiz
He pasado el mes de agosto en la ciudad de Cullera a la que me unen las raíces de mi padre y mis recuerdos, algunos de ellos, vividos en esta hermosa localidad de la costa valenciana donde el turismo es su principal fuente de ingresos desde que el boom del turismo llegara a inundar las playas españolas y en esta localidad de La Safor, se cuentan por miles los que nos visitan desde Madrid, Francia, Alemania y otras capitales españolas así como de poblaciones limítrofes de nuestra provincia.

Cierto es que nuestras playas que obtienen banderas azules que certifican su calidad, son muy bien cuidadas y hasta en la actualidad mucho más protegidas que hace poco años donde ver un policía era algo sorprendente formando actualmente, parte de ese paisaje playero y cierto es que a los ciudadanos nos ha agradado muchísimo verlos recorrer en diversos momentos todo el litoral cullerense.

Lo que ya no me queda tan claro es la situación de los socorristas o vigilantes de la playa si bien entiendo que su función es claramente la de observar y salvar vidas, aunque este año en Cullera han llegado tarde a salvar algunas de esta por falta de medios o incluso tal vez por falta de una preparación más óptima que alcance para salvar una vida de forma rápida y contundente. Pero independientemente de esto comentado, ya que no quiero entrar en el dolor que han supuesto esas muertes o en la falta de profesionalidad o falta de celo de estos jóvenes, el motivo que me trae a escribir este artículo es el horario que estos chicos tienen y por tanto el poco tiempo que están en las playas cuando el público está desde bien temprano hasta bien entrado el atardecer ya que llegan a las 10’00 horas hasta las 19’00 horas de la tarde cuando todavía hay gente tomando el baño y cuando las mareas comienzan a cambiar y el mar sube en intensidad su oleaje.

Yo entiendo que el servicio de socorristas de una playa debería ser algo más largo, es decir, desde las 08’00 de la mañana hasta las 20’00 horas de la tarde en dos turnos de 6 horas cada uno para que estas  tuvieran mejores servicios y una seguridad mayor y dotar a los mismos de mayor profesionalidad y medios para actuar en consecuencia según las necesidades ¿O los ayuntamientos tienen preferencias en otros intereses que no sean la de preservar la seguridad de sus turistas bajo la sospecha de la ya manida excusa de los recortes?,  porque es algo que no se sostiene se mire por donde se mire. Sabemos que las playas no pueden cerrarse como las piscinas públicas o como las de comunidades de vecinos que por ley están obligadas a tener un socorristas así como un horario y tras ello se cierran las puertas para que los vecinos no puedan entrar y sufrir algún accidente no deseado, si bien este puede ocurrir en cualquier momento del día pero si está el elemento de seguridad siempre será más fácil acudir al socorro. Por ello se hace preciso buscar medidas que doten nuestros lugares de esparcimiento de mejores servicios de seguridad.

Vaya por delante mi respeto a todos esos jóvenes que durante las épocas estivales se encuentran trabajando como socorristas, pues si bien digo que carecen de la suficiente preparación y de medios, no es en absoluto culpa de ellos sino de los ayuntamientos que contratan estos jóvenes siendo obligación del concejal competente y del alcalde de las localidades ocuparse de este menester y no estar solo para la foto en la colocación de las banderas azules y para decir que bonita es nuestra playa. El turista local, regional, nacional o extranjero son los que se merecen, ya no solo un respeto, sino que se les ofrezca seguridad para disfrutar del  merecido asueto y regresar en años venideros porque son los primeros que se lo merecen puesto que los turistas son los que en poblaciones veraniegas permiten que se mantengan puestos de trabajo y se generen ingresos que benefician a la localidad. Desconozco cuál es la situación de otras zonas turísticas de España, pero si están al nivel que esta población de Cullera, el bañista tiene muy pocas posibilidades ante un accidente serio.

En definitiva, Cullera, su ayuntamiento, deberá mirar más por intereses que favorezcan más a los ciudadanos y a su turismo que a intereses meramente políticos porque si bien el anterior alcalde popular tenía una gran parte de esta culpa, el actual no se queda atrás cuando lo primero que ha hecho ha sido suprimir paquetes en la oferta turística alegando recortes.

lunes, 13 de julio de 2015


Desde mi corondel: “El PP valenciano busca caras nuevas para la transición”

Por Agustín Ferrer Ortiz.-
Como dijo José María Aznar, el PP debe acometer una rectificación enérgica, creíble y suficiente”. Lo mismo debe hacer el PPCV porque la actual cúpula no es que esté obsoleta y caduca, es que está manchada por una mala gestión en todos los frentes, especialmente en el de la corrupción que es lo que les ha hecho perder las elecciones y desde luego la falta de democracia interna dentro de un partido donde todo funciona a dedo.

Un partido sin esa democracia está sin duda abocado a fracasar de forma continuada y el PP no se puede permitir este lujo porque será desplazado por otros que se alinean con el centro aunque su ideología no corresponda tanto con ello, pero ya en las autonómicas y municipales dieron buena nota de ello y dejaron claro cuál es el camino que van a seguir. Me estoy refiriendo claramente a Ciudadanos.

Esta andadura de cuatro años (suponiendo que el tripartito no explote antes por los cuatro costados) por el desierto debe servirles para trabajar en profundidad en un proyecto de futuro que ilusione al ciudadano, debe servir para hacer creer a la ciudadanía que el Partido Popular puede hacer mejor las cosas y que las épocas de zaplanistas, campistas y fabristas pasan a la historia para ser realmente el Partido Popular del Pueblo y no de amiguismos, enchufismo y hambrientos convertidos a corruptos. Pero la verdad es que viendo la imagen solo puedo obtener una lectura y es que las caras que hay representadas, son caras ya muy vistas, gentes que de una u otra forma ya llevan muchas horas de vuelo en el partido y alguno tendrá maneras antiguas, lo que debo entender que Vicente Betoret no ha acertado mucho. Ojo, no dudo de la profesionalidad ni honradez de cada uno de ellos. Todo lo contrario, pero necesitamos ideas nuevas, gente nueva que no haya estado ni siquiera en la tercera fila.

Ahora Alberto Fabra y Rita Barberá se retiran al Senado y dejan la puerta abierta a la guerra por la sucesión y ocupar la poltrona de la calle Quart sede del PPCV y liderar el partido. ¿Pero quién será el elegido? ¿Será del agrado de las bases y por tanto también de los votantes? ¿Qué hará la gestora para contentar  a unos y otros? Son muchas las preguntas abiertas ante esta crisis popular provocada por alguien que ni supo lidera la Generalitat Valenciana ni supo liderar el partido ante las crisis políticas a las que se enfrentaba sin saber vender cara a la sociedad su “maldita línea roja”.

Sabias son las palabras de un político del PP de Xàtiva cuando dice y copio íntegramente su texto en el cual hace un acto de modestia sobre el resultado de las elecciones en esa población pero que sirve para Valencia y cualquier otra capital o pueblo español: “Caben ahora múltiples cuestiones y preguntas acerca de la forma en la que se afronta este reto y muchos votantes populares se han instalado en una incertidumbre sobre cuál será la forma de interpretar este nuevo papel y cuál va a ser el resultado”. Y sigue diciendo, y yo no lo hubiera podido expresar mejor: “El nuevo escenario político nos obliga a un cambio en las formas y las actitudes. La política del retrovisor hay que atajarla para dejar a un lado determinados argumentos que siempre se volverán en nuestra contra. La crítica inteligente, la exposición pausada y meditada se deben abrir paso a la vieja política del chillido y a cierta agresividad verbal. Debemos ser constructivos aunque no permisivos”. Hace igualmente referencia a ese distanciamiento que siempre ha existido en este partido con respecto a sus votantes y a la propia ciudadanía y lo destaca así: “Escuchemos a la gente, seamos su voz. No va a ser tarea fácil, ya que quizás ese alejamiento de las personas que ha practicado el PP ha generado una desconfianza hacia el partido, pero tal vez ese sea el primer objetivo que habría que marcarse de cara a recuperar el terreno perdido. Nuestro partido debe ser más abierto y poder escuchar los problemas de la gente joven, los parados, las mujeres, la gente mayor, los discapacitados, la gente en riesgo de exclusión social....seamos el partido de las personas”.

Y efectivamente, ya no es hora de críticas feroces y agresivas, no es hora del “y tú más”, sino que es hora de ponerse a trabajar para recuperar a una ciudadanía defraudada a lo largo de los últimos años, ante el mutismo y el hermetismo de un partido que nunca ha estado abierto a la sociedad a la que si le ha exigido sus votos sin ofrecerles la mano para ir juntos hacia nuevos caminos que hicieran prosperar a la Comunidad Valenciana y es que les ha podido más la prepotencia que la verdadera razón de su trabajo.

Y a nivel nacional y cito a los populares de La Costera que dice: “Mariano Rajoy pide una segunda oportunidad a esos ciudadanos desencantados, unos tres millones, que en mayo seguían empeñados en castigar al PP en las urnas”. Y es muy cierto. Estábamos y seguimos desencantados porque precisamente la forma de hacer política del máximo mandatario del partido genera desconfianza e inseguridad algo que ha arrastrado a las comunidades autónomas que han visto reflejado en sus líderes la dejadez y desgana de Rajoy y ese no es el camino y menos el camino del silencio.

Ahora es hora de trabajar, de buscar nuevos equipos de trabajo con ilusiones renovadas y que sepan dar la cara, que estén codo a codo con la ciudadanía antes y después y no encerrados en despachos apoltronados y esperando el suculento cheque de final de mes. Demos pues un voto de confianza y esperemos a los primeros resultados y cuando sepamos quien es quien, volveremos a hablar.

sábado, 13 de junio de 2015


Desde mi corondel: “Los populares setabense ante la encrucijada del cambio”

Por Agustín Ferrer Ortiz
Nos enteramos por la prensa y de ahí a través de las redes sociales que Jorge Herrero ha presentado su dimisión como presidente del Partido Popular de Xàtiva. El que fuera el último delfín de Alfonso Rus deja vacante el sillón más difícil de gobernar debido a los momentos que este partido está atravesando tras las filtraciones de las cintas con la supuesta vos del que fuera alcalde de Xàtiva y presidente de la Diputación de Valencia.
El partido había sufrido una debacle tras las elecciones municipales y autonómicas que realmente le han afectado mucho, que le han hecho mucho daño y que en muchos casos ha hundido barcos de gran calado, personalidades con mucha fuerza pero que por mor de la corrupción y de gestiones mal trabajadas han acabado por llevarles a una ciénaga en la que se van a  mantener durante mucho tiempo, mínimo tres años, ya que el tripartito no podrá soportarse a sí mismo y hará aguas a la primera de cambio como ya estamos viviendo en las negociaciones entre Compromís, Podemos y el PSPV, pero el afán de poder les lleva a la propia traición entre ellos.
En Xàtiva donde durante tantos años el PP no tenía rival, porque sinceramente Roger Cerdá no tenía fuerza política para plantar cara a Alfonso Rus y por mucho que contara con los minoritarios, no conseguía desbancarlo, han necesitado de malas artes políticas desde Esquerra Unida (desaparecido prácticamente del panorama político valenciano) para poder derrocarle y así gobernar, pero si el Partido Popular se regenera antes de tres años, Xàtiva puede volver a ser nuevamente gobernada por aquellos que si han trabajado por la ciudadanía.
Herrero hacia saber que abandonaba el cargo para que el partido pueda regenerarse y me satisface que se haya tomado esa decisión, pero hay que recordar que en su cargo llevaba poco tiempo y su trabajo realmente no se había podido ver completamente aunque es muy cierto que si se había abierto más a la sociedad, a los medios de comunicación con los que siempre ha mantenido una muy buena relación (personalmente me siento agraciado y orgulloso con su amistad) y la información ha corrido con más frecuencia y asiduidad que en la época de Vicente Parra y el oscurantismo existente ya que todo tenía que pasar por las manos del todo poderoso Rus y toso eso comenzó a cambiar y ahí comenzó la regeneración del partido.
Bien es cierto, que todos los partidos tienen sus más y sus menos y en el de Xàtiva no podía ser menos. Todos sabíamos de las diferentes familias existentes y las guerras internas  que en ocasiones se han vivido, algo que por raro que parezca en bueno ya que así se observa que no hay una única idea y da a entender que la alternancia es posible.
Se habla de una Junta Gestora para llevar las riendas del partido. Creo que es necesario para la regeneración del mismo la convocatoria de elecciones dentro del partido y que en principio la gestora estudie a quien o quienes se presenten como candidatos, aunque personalmente solo reconozco válido un candidato que es Kiko Domínguez, persona bien vista en todos los círculos del partido e incluso por los ciudadanos afiliados y no afiliados que verían con buenos ojos las ideas que puedan a portar un hombre joven sobradamente preparado y que conoce perfectamente todos los entresijos del mismo y que siempre ha estado entre bastidores y capaz de formar un equipo joven y trabajador capaz de aportar a Xàtiva la savia que se necesita para contrarrestar lo que ahora pueda hacer la izquierda y dejar como herencia que si vemos la historia nacional, de la Comunidad Valenciana y local, nunca fueron herencias beneficiosas.
En definitiva. Como bien dice en sus últimas declaraciones Jorge Herrero a un medio local, el Partido Popular setabense “debe comenzar desde cero y aceptar esta nueva situación como se corresponde”, y me parece muy bien porque así debe ser, pero el partido necesita de un líder joven capacitado e insisto que la mejor opción que tienen en Xàtiva para regenerarse y comenzar con buen pie, puede venir de la mano de Kiko Domínguez y de un equipo de jóvenes valores, dejando ya como ayuda y apoyo moral a los que hasta ahora han estado al frente del mismo y ocupando cargos de responsabilidad que pueden aportar sin duda, su experiencia para que los jóvenes valores no caigan en aquellos errores que otros ya cometieron.

martes, 2 de junio de 2015


Desde mi corondel: “Ganó la izquierda ¡Que Dios nos pille confesados!”
 
Por Agustín Ferrer Ortiz


 

Ha ganado las elecciones el Partido Popular pero por el contrario ha perdido el poder y ahora, después de treinta años, la izquierda vuelve al poder  y miedo me da lo que va a pasar en estos próximos cuatro años con Ximo Puig al frente de la Generalitat Valenciana, siendo una marioneta de la izquierda radical de Compromís. Y de lo único que me alegro es de que desaparece Esquerra Unida del mapa político valenciano, aunque quede algún reducto donde tendrán una cierta importancia y por supuesto la incapacidad política de Podemos que no ha conseguido los resultados esperados.

Cierto es que ha vista de los resultados, todos nos hemos quedado sorprendido porque nadie esperaba el tirón de Compromís y que se convirtiera prácticamente, en la segunda fuerza más votada en la Comunidad Valenciana y que “Lady Samarretes”, o sea, Mónica Oltra pudiera subir tantos peldaños en el poder y esto me pone a temblar porque la lucha por el sillón de la Generalitat será sangrienta y cruel. Oltra y Puig se van a enzarzar en una guerra sin cuartel por el poder que ambos tanto anhelan con tanto frenesí, aunque todas las papeletas apuntaban a que será Ximo Puig, sin trabajárselo, quien gobernará esta tierra, si bien es algo que se deciridrá en los acuerdos del tripartito aunque Podemos se inclina más hacia el costal de Oltra en vez de a Puig. Veremos que sale pues de ese serial que a la larga será como una telenovela.

Sin duda alguna, una de las claves que han llevado al gran fracaso del Partido Popular valenciano ha sido la pinza que Rajoy-Montoro han hecho contra esta tierra negándonos los que se reclamaba a Madrid y que anteriormente negaban los socialistas en materia de financiación, una de las mayores necesidades de esta tierra y claro, el señor Rajoy ha pagado ahora su burla a los valencianos, su tomadura de pelo a este pueblo que le dio el poder. Tengamos en cuenta que el único que mantuvo las reclamaciones y la voz en alto fue Alfonso Rus, lo que llevó a que sirviera como cuña para quitárselo de en medio con la excusa de las supuestas grabaciones donde contaba dinero y triste final para un hombre trabajador que se ha visto superado en Xàtiva por el PSPV y EUPV.

Otra gran causa, es que el PP de Alberto Fabra no ha sabido, ni creo haya querido calar en la sociedad. En ningún momento Fabra ha sabido explicarse ante la ciudadanía, temeroso y con miedo (su rostro así lo reflejaba en todo momento) de verse como se vio, de la noche al día, en la poltrona del poder cuando venía de un simple puesto de alcalde y Rajoy nos lo endosara a dedo para que gobernara, cosa que ha hecho, pero que ha hecho muy mal porque ha empeorado la situación política y económica de la Comunitat.

Pero también esté el cerrojazo a Canal 9, nuestra televisión autonómica en vez de apostar por una reestructuración de la misma y una renegociación de la deuda fue llevada a la muerte por incompetencia política y no sólo por la mala gestión que desde sus inicio creo que la hubo pues se creó con artes politizadas y murió de la misma forma y lo más grave de esto es que ahora, con la llegada de la izquierda radical al poder, nos vuelvan a  endosar la TV3 catalana que tanto deseaban para inculcarnos desde la caja tonta esa ideas de los “Països Catalans”, algo que ni social ni culturalmente tiene razón de ser pues solo está en la mente de unos bolcheviques revolucionarios y separatistas ávidos de soltar día a día su sarta de estupideces. Y habría que aconsejarles que en vez de manipular o reinventar la historia, averiguaran la existente desde hace cientos de años y dejar de engañar a la sociedad.

No obstante los tripartitos acaban como acaban y yo no le auguro a este, una legislatura completa, es más creo que antes de 3 años, para el 2018 es probable que nos encontremos con elecciones anticipadas pues nunca se han dado bien las coaliciones y menos de la izquierda donde cada uno barre para su casa y el estilo navajero o de puñalada trapera está tan arraigado. Y creo que ya estamos asistiendo a la ruptura entre Compromís (Mónica Oltra) y PSPV (Ximo Puig) generada por el ansia de poder y por ocupar el trono presidencial de la Generalitat Valenciana. Además ya observamos cómo está actuando la  líder de Compromís y sus empeño por ser la presidente de la Generalitat Valenciana y eso por desgracia, al leer entre líneas llegamos a la conclusión que no es bueno para los intereses de esta tierra especialmente en lo ya tan tatareado por muchos columnistas, de las señas de identidad valencianas.

En definitiva, que Dios nos pille confesados porque nos esperan cuatro años de antología con cantos al catalanismo y al Països Catalans, TV·3 en vez de televisión valenciana y cuatribarradas por doquier en vez de la verdadera Senyera del Reino y yo me pregunto ¿Qué sucederá el 9 d’Octubre con la procesión cívica? ¿Qué bandera bajarán por el balcón del Cap i Casal? Queda poco para verlo, hasta entonces esperemos que la cordura y la sensatez les entre en sus duras molleras.

domingo, 31 de mayo de 2015


Desde mi corondel: PPCV ¿Renovar o morir?



Por Agustín Ferrer Ortiz
Renueva que algo queda ¿Pero qué clase de renovación pretende hacer el Partido Popular en la Comunidad Valenciana? Eso es en lo primero que debemos fijarnos después de lo acontecido en estos últimos meses con tantos corruptos y tantas causas abiertas y no veo, sinceramente mucha savia nueva en la primera línea del frente que pretende cambiar el partido. Para empezar Alberto Fabra que entre comillas ha dimitido pero no se va hasta enero, es el que impedirá esta renovación sin dejar unas secuelas incurables.  Y sinceramente no veo a María José Catalá como la nueva imagen de este partido más teniendo en cuenta que su paso por la Conselleria de Educación ha dejado muy mal sabor de boca en los padres y docentes de todos los colores. 

Para seguir con esa demostración de cambios la dirección regional quiere vaciar la futura Diputación de Valencia de cargos identificados con Alfonso Rus, así que el desfile de desterrados será de órdago y pienso que de la primera fila de la Diputación no quedará ni el caniche del güardian de turno. Pero esa limpieza debe ser en todos los órganos del partido en toda la Comunidad Valenciana. La ciudadanía quiere hechos y no buenas intenciones, quiere solucione y no cantos de sirenas como pretenden colocarnos porque que la jugada de Fabra es aprovechar estos meses antes de irse para colocar a sus seguidores más incondicionales y con eso tapar muchas bocas. ¿Pero a quien quiere engañar? Lo que está claro es que a los votantes de este partido no lo va a conseguir y a los despistados, los va a espabilar con sus juegos de arlequines más propios del siglo XV que del XXI.

Algo importante es que el Partido Popular para regenerarse tiene que convocar a sus afiliados para que estos decidan quien les debe representar mediante listas abiertas en las diferentes circunscripciones y no mediante el sistema “dedil” al que tan aferrado está Madrid y los diferentes presidentes autonómicos, regionales y locales. Eso debe acabar y debe ser ya. Pero esa limpieza debe comenzar en Madrid en la calle Génova y después (en el caso de la Comunitat Valenciana) en la calle Quart. España no puede seguir alimentándose de viejas glorias con ideas obsoletas, anticuadas y/o que ya no dan resultados positivos y ejemplos ya hemos tenido muchos dentro del Partido Popular.

Lo malo es que la corrupción con el PP en la Comunitat ha estado institucionalizada desde hace muchísimo tiempo (así se viene demostrando por pate de la Policía Nacional con las detenciones que realizada) y ningún presidente hizo nada a excepción de Alberto Fabra que lo ha hecho para tapar sus pocas luces políticas y lo mal que llevaba el timón porque ha querido desviar la atención hacia otros focos que le ha salido rana el tema. Y Serafín Castellano, el gran Torquemada del Partido Popular, el enemigo declarado de Alfonso Rus y de muchos más dentro de las ejecutivas y que ha jugado siempre sus bazas con todos los presidentes ha caído en sus propias triquiñuelas.

Claramente los ciudadanos hablamos el pasado domingo día 24 cuando dijimos en las urnas, basta ya de tanta corrupción y eso, le ha costado el poder al Partido Popular y no es que quieran realmente un cambio porque la Comunidad Valenciana en su mayoría es popular, pero si han dado un toque de atención severo para que se tomen medidas, lo que pasa que el pueblo valenciano también se ha equivocado al dar el poder  ala izquierda radical separatista y catalanista que va a pretender en los próximos cuatros años (si es que acaban la legislatura) hacernos pasar por el aro con sus pretensiones anexionistas, cuando habían otras fuerzas en el cartel con mejores intenciones para esta tierra y más próximas a los ideales populares.

Es evidente que este partido no puede desaparecer porque tiene un elevado número de votantes a nivel nacional y porque el bipartidismo volverá, solo que este debe regenerarse al modelo americano y sufrir una reestructura en todas sus bases, tanto en el PP como en el PSOE y saber aglutinar todos ellos a las fuerzas minoritarias para crear buenos equipo de trabajo en beneficio de los ciudadanos y no de bolsillos ajenos como vienen sucediendo y que incluso la justicia sea libre para actuar contra quienes delinquen con la corrupción de forma severa como si se tratara de ciudadanos normales porque de lo contrario de qué nos sirve la Justicia.

La justicia debe ser ciega y no manipulada por intereses políticos como viene sucediendo. Las altas jerarquías de la Justicia debes apolíticas, ajenas a cualquier ideología política. Es necesario mejorar todas las estructuras del Estado y de las Comunidades Autónomas creando controles jurídicos y un cuerpo policial con libertad de actuación a la hora de investigar todas estas estructuras y evitar con ello su manipulación política como se pretende con los casos de corrupción.

En definitiva, debemos esperar que quienes venga a marcar las nuevas directrices del Partido Popular en la Comunidad Valenciana, aquellos que deben gobernarnos en un futuro, lleguen con una lección aprendida y aquella que indica que quien cae en la corrupción no sólo se pone en peligro a sí mismo, sino que además pone en peligro a su partido y provoca un insulto contra quienes han estado confiando en su gestión como ha venido sucediendo hasta ahora.

miércoles, 27 de mayo de 2015


Desde mi corondel: Rus el gran perdedor

 
Por Agustín Ferrer Ortiz
No ha podido ser. Rus no ha conseguido revalidar sus triunfos que le han mantenido durante cuatro legislaturas como alcalde de Xàtiva y ahora la historia le recordará esos 20 años en que ha gestionado su ciudad con aciertos y desaciertos porque nadie es perfecto, pero si con honradez aunque muchos, especialmente los radicales setabenses quieran ponerlo en la piqueta con sus mentiras y patrañas que han empelado para desbancarle el poder.

Cierto es que las últimas legislaturas el poder del Partido Popular en Xàtiva estaba sufriendo una decadencia y así se demostró con la pérdida de su mayoría absoluta hace cuatro años cuando pasó de 11 a 8 concejales y los problemas que las peleas sobradamente conocidas entre Rus y Parra que fueron haciendo mella y socavando los pilares de la estabilidad. A todo esto hay que añadirle como le ha salpicado y como han aprovechado los de izquierda el caso Imelsa y las escuchas telefónicas que parece ser y dicho por expertos, que la voz no es de Alfonso Rus, pero la izquierda ha querido, apoyada por los medios de información afines, seguir ahondando en la llaga.

Ahora el PP de Xàtiva tiene cuatros años para meditar su gestión, analizar sus errores y especialmente saber cómo hacer oposición pues no van a luchar contra el PSPV de Roger Cerdá sino contra el muro de la intolerancia de Esquerra Unida con Miquel Lorente al frente y no es un papel fácil para quien sea jefe de la oposición lidiar esta corrida sin tener el carácter y fuerza del que fuera alcalde ya que a tener de las lecturas que vemos en la prensa, Rus no formará parte de esa oposición después de ver lo visto en la sede popular cuando abandonó la misma tras ver los resultados y sin hacer declaraciones y más cuando tiene ante si una guerra que luchar contra aquellos que le han calumniado y ultrajado a raíz de las supuestas grabaciones y que ahora digan lo que digan sus abogados, es hora de aclarar y para eso están los juzgados algo tan conocido por la izquierda que ha pasado sus últimas legislaturas entrando y saliendo de los mismos para poner denuncia tras denuncia.

Pero Rus no es el verdadero perdedor. El verdadero perdedor será la ciudadanía setabense cuando la izquierda ponga en marcha su molinillo económico y comience a gastar sin medida ni control y veamos a algún concejal echar mano del cajón en su propio beneficio y sea el pueblo de Xàtiva el que al final se vea inmerso en una tiniebla económica que sea la ruina y no veamos mejoras en la ciudad. Es más, apuesto a que estos cuatro años van a basar su política en seguir criticando las gestiones realizadas por los populares buscando en estos los culpables de cuanto no hagan alegando mil excusas de mal pagador y es que ejemplos hay muchos y no será el de Ontinyent uno de ellos, que al final de esta legislatura veremos cómo dejan la ciudad ahora que tienen una mayoría absoluta y un ayuntamiento endeudado por los créditos pedidos ejemplo este que seguirá Xàtiva pues Cerdá se mira siempre en el espejo de Jorge Rodríguez.

Pero la verdad es que el revés sufrido por el Partido Popular que pasa a ser la tercera fuerza, es un enorme varapalo al ego de quien ha sido hasta la fecha su timón indiscutible. Duro trabajo le espera en estos cuatro años a Jorge Herrero que debe volver a ilusionar a una ciudadanía que les ha dado la espalda cansada y aburrida necesitada de nuevas propuestas y ahora Herrero y su equipo tienen tiempo más que suficiente para conseguir este objetivo y de volver a poner las cosas en su sitio trabajando, eso sí, para la ciudadanía y con la ciudadanía, estando más en la calle y menos en las poltronas. Las buenas corridas en hacen en el ruedo, nunca desde la barrera esperando a verlas venir, porque entonces la embestida con su dolorosa cornada es fatídica y se convierte en cornada de muerte.

De momento, y antes de las elecciones ya se había juzgado y condenado a Alfonso Rus y a los presuntos implicados con el fin de acabar con ellos políticamente porque conocen de su valor. Lo que posteriormente pueda resolver la Justicia es lo de menos. En España son las resoluciones mediáticas, como las vistas por televisión y concretamente en canales afines a la izquierda, las que se imponen, con determinadas salvedades que cantan y escandalizan.

En definitiva. Rus es el gran perdedor de las elecciones en Xàtiva pero si la extrema izquierda hubiera trabajado y averiguado en vez de sentenciar por el propio odio, o Fabra hubiera escuchado antes de apartar a quien le molestaba porque era como un grano en su trasero, las circunstancias y los resultados de estas elecciones hubieran sido otras. Tal vez no hubiera sacado una mayoría absoluta pero hubiera podido mantener entre 7 u 8 concejales que sumados al de Ciudadanos de Juan Giner, le hubieran dado la alcaldía.

Ahora y sin Alfonso Rus, el PP setabense sólo tiene un camino en la oposición y es trabajar por el futuro de Xátiva sabiendo hacer oposición y sabiendo explicar al electorado lo que se deben y como se deben hacer las cosas en el futuro para volver a la gobernabilidad de la Casa Consistorial. Trabajo tiene Jorge Herrero y todo su equipo ante el muro que tienen frente a sí.